¡BIENVENIDO!

En todas las historias sobre cocodrilos siempre hay algo de realidad, pero conviviendo a diario con estos animales, se comprueba que son más interesantes que en los cuentos.

Aquí iré escribiendo en nuestro idioma todo lo que he aprendido cuidando 300 ejemplares de ésta reliquia viviente.

Espero que sea de tu agrado y pases un buen rato.


contador de visitas
INDICE


Los dientes del cocodrilo

Los dientes de los cocodrilos presentan coronas cónicas, separadas a menudo de la raíz cilíndrica por un leve estrechamiento. Las coronas son muy puntiagudas y tienen gruesas paredes. Cada diente está implantado en un alvéolo profundo en el maxilar y queda sujeto en su sitio por un tejido conjuntivo no calcificado. La dentición es isodonta, lo que significa que todos los dientes son muy similares en forma y tamaño.
Se ha demostrado que la duración de la vida útil de cada pieza dentaria es de hasta dos años, aproximadamente el doble del tiempo que pasa en posición funcional. Al parecer, los dientes situados al frente del hocico se reemplazan con más frecuencia que los más cercanos a la garganta. Los dientes de reemplazo se desarrollan a partir de material germinal en una bolsa poco profunda, situada al lado de la lengua, dentro del alvéolo dental del diente funcional. En las primeras fases de desarrollo, el diente de reemplazo migra a través de un orificio de la base cilíndrica del diente viejo y se sitúa dentro de la cavidad de la pulpa de este último, donde su corona madura hasta alcanzar el tamaño máximo. A medida que el diente de reemplazo se acerca a la madurez, los restos de la raíz del diente viejo son reabsorbidos y su corona finalmente se desprende.

En los cocodrilos jóvenes, el reemplazo actúa según una pauta de “oleadas” que afectan a uno o varios dientes, desde la parte posterior de la boca hasta la anterior. En los ejemplares adultos, la dirección del reemplazo se invierte.
Según los estudios, la regularidad del reemplazo de las piezas dentales disminuye con la edad. En toda fila dental, las piezas contiguas se encuentran invariablemente en fases opuestas del ciclo de reemplazo.
Los múltiples episodios de reemplazo dental en los cocodrilos se diferencian del fenómeno que se aprecia en los mamíferos, que solo disponen de una dentición de leche y otra permanente. El sistema de reemplazo dental de los mamíferos podría ser una consecuencia evolutiva del hecho de que los dientes antagonistas del maxilar superior y el inferior encajan perfectamente entre sí (oclusión). Las repetidas renovaciones de dientes determinarían una continúa aparición de piezas más grandes que sus predecesoras y perturbarían, por lo tanto la oclusión.

Imprimir Página

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, agrega tu comentario en cada post que te haya servido.
Son de mucha utilidad para poder ampliar el tema en cuestión.
Si quieres que postee sobre algo en particular coméntamelo. Gracias.