¡BIENVENIDO!

En todas las historias sobre cocodrilos siempre hay algo de realidad, pero conviviendo a diario con estos animales, se comprueba que son más interesantes que en los cuentos.

Aquí iré escribiendo en nuestro idioma todo lo que he aprendido cuidando 300 ejemplares de ésta reliquia viviente.

Espero que sea de tu agrado y pases un buen rato.


contador de visitas
INDICE


Sistema muscular del cocodrilo

Este sistema está bien desarrollado y especializado para las actividades propias de la especie. En los músculos craneales encontramos al esternomandibular y depresor de la mandíbula, que su función es abrir el hocico, esta estructura es débil, de ahí la razón por la cuál puede ser fácil mantener dicha estructura cerrada hasta con las manos, pero no es el caso de los músculos temporal, pterigoideo externo e interno, que están más desarrollados, su función es cerrar el hocico.
En la porción cervical encontramos una serie de músculos muy voluminosos, que protegen a los paquetes vasculares ( carótida interna y vena yugular interna) y al nervio vago, como es el caso del esternocleidomastoideo, conjuntamente con los músculos suprahiodeos, que llevan en su interior a los vasos y nervios linguales.
También cuentan con músculos que actúan en la articulación de la escápula, hombro, codo, carpos, cadera, rodillas y tarsos, dándole, por increíble que parezca hasta doce tipos de marcha distintas, lo que les permite andar con sus cuatro extremidades, en ocasiones adquieren una postura bípeda y además pueden saltar.






Los músculos de la pared anterior del abdomen protegen a los órganos internos, cómo es el caso de los músculos transverso y oblicuo abdominal. En la porción caudal cuentan con grandes paquetes musculares, quizás, los más especializados, que les permiten equilibrar su anatomía corporal y le dan, conjuntamente con las articulaciones vertebrales una mayor movilidad y capacidad natatoria muy notable a modo de remo. Es importante destacar la capacidad de los músculos de la cabeza, que le facilitan cerrar las fosas nasales, timpánicas y oculares, mediante válvulas, que les permiten sumergirse, sin dejar que el agua se adentre en estas estructuras, así mismo, el globo ocular cuenta con músculos retractores, como es el caso del recto superior e inferior, que conjuntamente con los laterales y mediales, le permiten retraer el ojo al interior de la orbita ocular, como función protectora en el momento de cazar y como reflejo al sentir cualquier movimiento brusco cercano al cráneo.

Imprimir Página

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, agrega tu comentario en cada post que te haya servido.
Son de mucha utilidad para poder ampliar el tema en cuestión.
Si quieres que postee sobre algo en particular coméntamelo. Gracias.