¡BIENVENIDO!

En todas las historias sobre cocodrilos siempre hay algo de realidad, pero conviviendo a diario con estos animales, se comprueba que son más interesantes que en los cuentos.

Aquí iré escribiendo en nuestro idioma todo lo que he aprendido cuidando 300 ejemplares de ésta reliquia viviente.

Espero que sea de tu agrado y pases un buen rato.


contador de visitas
INDICE


Los sentidos del cocodrilo: El olfato

L os cocodrilos cuentan con unas válvulas nasales que se cierran al sumergirse.
Estos orificios nasales están situados en una prominencia situada en la punta del hocico, pero las narinas internas no están inmediatamente debajo de los orificios, sino en el fondo de la garganta.



El cocodrilo tiene el olfato muy desarrollado, con terminaciones sensitivas en dicho aparato, terminando en un lóbulo de su masa encefálica, y no cabe duda de que puede percibir olores en la atmósfera gracias a una acción olfatoria especial.
He observado como ejemplares ciegos desarrollan su capacidad olfatoria satisfactoriamente, siendo los primeros en encontrar su comida y alimentarse ante sus congéneres que cuentan con capacidad visual, e incluso como los ejemplares infantiles se amontonan en la dirección correcta cuando voy llegando con la comida a su recinto comprobando que si voy sin ella no hacen la más mínima señal.
También hay que decir que debajo de la garganta y cerca del borde interno de la cloaca hay, respectivamente, un par de glándulas almizcleras. Se cree que desempeñan una función especial en la comunicación mediante el olfalto.


Imprimir Página

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, agrega tu comentario en cada post que te haya servido.
Son de mucha utilidad para poder ampliar el tema en cuestión.
Si quieres que postee sobre algo en particular coméntamelo. Gracias.