¡BIENVENIDO!

En todas las historias sobre cocodrilos siempre hay algo de realidad, pero conviviendo a diario con estos animales, se comprueba que son más interesantes que en los cuentos.

Aquí iré escribiendo en nuestro idioma todo lo que he aprendido cuidando 300 ejemplares de ésta reliquia viviente.

Espero que sea de tu agrado y pases un buen rato.


contador de visitas
INDICE


El cocodrilo cubano (crocodylus rhombifer)

E L crocodylus rhombifer (CUVIER, 1807) está presente de forma natural en sólo dos localidades del archipiélago cubano: la ciénaga de Zapata, en la provincia de Mantanzas y la ciénaga de Lanier, en la Isla de la Juventud. Sus hábitos son preferentemente de agua dulce, aunque se reporta la presencia ocasional de individuos en zonas de manglar y marismas de agua salada. Ninguna otra especie de cocodrilo en el mundo ocupa un territorio tan pequeño, por lo que es uno de los más amenazados del mundo, ( a día de hoy está recogido en el apéndice I de los CITES).
El cocodrilo cubano no es el mayor de los cocodrilos (rara vez alcanza los 3,5 metros de longitud total).
Los ejemplares jóvenes son de color dorado claro, con zonas moteadas y manchas irregulares negras en la cola. Los adultos son de color gris oscuro o negro, con manchas de color amarillo dorado. El iris de los animales jóvenes es claro, pero se vuelve más oscuro con la edad.
Su cabeza es más alta y masiva que las de otros cocodrilos. Dos huesos llamados “temporales” sobresalen por encima y detrás de los ojos,lo que le da a la cabeza el aspecto de una gruesa cuña. Las escamas del dorso son duras, aquilladas y muy robustas. Los flancos de las patas traseras presentan escamas masivamente carinadas, rasgo que diferencia a esta especie del resto de cocodrilos americanos, son como las de un animal acostumbrado, a andar largas distancias, capaz de galopar, aunque distancias cortas, y de dar grandes saltos desde el agua o desde la tierra, para alcanzar presas tales como un ave posada en la rama baja de un arbusto. Por todo ello, se dice que el cocodrilo cubano es “el atleta de los cocodrilos".
Tiene de 66 a 68 colmillos, distribuidos en 5 premaxilares, 13 a 14 maxilares y 15 mandibulares.
Los dientes en la parte posterior de la boca son más amplios que los de la parte frontal (una adaptación para aplastar a las tortugas que forman parte de su dieta).
La temporada de reproducción comienza en el mes de febrero y la puesta de los huevos ocurre generalmente de marzo a mayo. La hembra construye un alto montίculo, apilando con las patas, la cabeza y la cola, tierra, hojas, hiebas y ramas secas. En la cúspide hace un hoyo y dentro pone sus huevos y los tapa con el mismo material. Algunos de estos nidos pueden alcanzar más de 1 metro de alto y 2 de ancho en su base. La cantidad varía de 10 a 15 huevos en los nidos de cocodrilos muy jóvenes, hasta 40 e incluso 60, en los de cocodrilos en plenitud reproductiva. La incubación de los huevos dura de 85 a 90 dίas. Durante todo el tiempo que dure la incubación, la hembra protegerá su nido como la mayoría de crocodilianos.
Llegado el momento de su nacimiento,las crías miden de 25 a 29 centίmetros de longitud.
Los bebés cocodrilos se alimentan de pequeños insectos acuáticos,renacuajos, diminutos peces, cangrejos y caracoles. En la medida en que van creciendo buscarán presas mayores, hasta que llegados a la edad adulta, podrán capturar peces medianos y grandes, tortugas, aves acuáticas y mamίferos.
Son característicos del cocodrilo cubano el andar elevado (de manera que sólo la mitad distal de la cola entra en contacto con el suelo), la posición erguida de la cabeza durante la marcha y el descanso y una forma de nadar que pudiera caracterizarse como “confiada”, con toda la cabeza, el dorso y parte de los flancos expuestos fuera del agua. Este cocodrilo es uno de los más agresivos, tanto en su relación con otros congéneres (combates en época de apareamiento) como en su interacción con otras especies y con el hombre.
Se ha reportado hibridación con el cocodrilo americano (C. acutus ), en condiciones de cautiverio y en vida silvestre en la ciénaga de Zapata y en la ciénaga de Lanier. Algunos C. rhombifer fueron transportados a Vietnam y luego a Camboya, y la hibridación se ha producido con el cocodrilo siamés (C. siamensis) en ambos países.



Claves de identificación:
El rugoso hocico tiene una longitud de 1,4 a 1.6 veces el ancho de la base.
ISO's están presentes en la cabeza y escamas ventrales.
Post-occipitales: una sola fila transversal de 4 escamas fuertemente aquilladas, alargadas, bien separadas unas de otras.
Nucales: 4 escalas agrupadas en un cuadrado rodeado por una escala a cada lado.
Dorsales: 16 a 17 filas transversales de 6 escalas cada una.
Doble cresta caudal: 17 a 19 anillos.
Simple cresta caudal: 17 a 18 anillos.
Cuello ventral: una sola fila transversal de escalas.
Escalas ventrales: 32 a 33 filas transversales.
Los dedos están ligeramente palmeados en las patas traseras, pero no en las delanteras.
El cuarto diente en la mandíbula está visible cuando se encuentra cerrada.

Imprimir Página

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, agrega tu comentario en cada post que te haya servido.
Son de mucha utilidad para poder ampliar el tema en cuestión.
Si quieres que postee sobre algo en particular coméntamelo. Gracias.